Toda la información para viajar y comprar

Pasajes a Tucumán | Argentina

 

Parques y Reservas

Vas a entrar en contacto directo con la naturaleza, te vas a sumergir en la selva tucumana, vas a explorar la perfección de los Valles y en cada uno de esos rincones vas a poder ser testigo de una flora y una fauna únicas que te van a permitir conocer centenares de especies de aves, de mamíferos, de árboles y ríos que se preservan en su estado natural. En esta sección, el turista conocerá los parques y reservas que tiene Tucumán y que, lejos del ruido urbano de la ciudad, lo harán palpitar el significado íntimo del jardín de la República.

Parque Sierra San Javier
Para pasar una tarde en familia, para acampar, para caminar, para hacer trekking, para hacer pic-nics, para sumergirse en las aguas cristalinas en verano o cabalgar en invierno bajo el sol tibio… todo esto y más se puede hacer a sólo minutos de la capital, en el Parque Sierras de San Javier, en donde el turista tendrá infinidad de opciones para disfrutar al máximo de la paz y el relax que impregnan la naturaleza.
El Parque se extiende a lo largo de 14 mil hecáreas que abarcan un 74 por ciento de la sierra San Javier y es un verdadero deleite para quien lo visite.
Para los aficionados de las aves, más de 200 especies inundan de color y sonido las selvas y bosques.

Parque Provincial Cochuna
Lo ideal para recorrer el Parque de Cochuna es a caballo: las excursiones de montañismo son la alternativa ideal para los turistas más osados, quienes podrán ascender a picos muy importantes del cordón del Aconquija, como el Aconquija, el Clavillo, el Bolsón o a la mayor cumbre de Tucumán: el Clavillo de los Cerrillos, a 5.550 metros sobre el nivel del mar.
Aquellos que prefieran un poco más de tranquilidad, pueden acampar: la vegetación del Parque Provincial Cochuna sorprenderá al turista y hará que se sienta abrazado por horco molles, laureles, nogales y numerosas especies de helechos, con un clima que permite visitarlo durante los 365 días del año.
Como opción educativa, se encuentra la planta de campamentos Samay Cochuna, que en voz indígena significa "lugar de descanso". Cabañas, quincho, sanitarios, energía eléctrica y camping son los ingredientes en este rincón paradisíaco que lo convierte en una de las opciones turísticas más atractivas de Tucumán.

Parque Nacional Campo de los Alisos
Si de descubrir la selva y el bosque se trata, una visita al Parque Nacional Campo de Los Alisos es tarea obligada para el turista. Sobre la ladera oriental de los Cerros Nevados del Aconquija, el parque se extiende desde los 847 a los 5.200 metros sobre el nivel del mar y ocupa una superficie aproximada de 10.000 hectáreas.
Se creó en 1995 para proteger a un sector representativo de la selva y el bosque montanos y es el único Parque Nacional con ruinas de una ciudadela, tambo y camino inca en su interior.
La zona alta del parque nacional se caracteriza por un clima frío y con nieves permanentes.
Quien lo visite podrá apreciar el laurel, el nogal o el horco molle y decenas de especies de aves, además de mamíferos como el guanaco y el puma.
Para los aficionados al camping, deberán preguntar al guarda parque en qué sector está permitido hacerlo.

Parque Provincial Cumbres Calchaquíes
A 130 kilómetros de la capital, el Parque Cumbres Calchaquíes, Monumento Nacional Argentino, sorprende por la belleza del paisaje que lo rodea. Se trata del área protegida más grande con que cuenta la provincia y comprende una superficie de 40.000 hectáreas en áreas de alta montaña en las Cumbres Calchaquíes de Tafí del Valle. Las bases operativas son Tafí del Valle y Amaicha del Valle, desde donde parten diversas excursiones.
El turista podrá apreciar los restos fósiles de mamíferos y el yacimiento de bosques petrificados de algarrobo. Numerosos animales como perdices, flamencos, gatos andinos, pumas, guanacos hacen de este parque un verdadero deleite para los sentidos.
El clima se torna desértico, con inviernos secos, veranos cálidos y elevada amplitud térmica diaria.

Parque Percy Hill
El parque Percy Hill es muy pequeño pero encierra un valor incalculable: en su pequeña superficie de 2,2 hectáreas, es uno de los pocos remanentes de la Selva Pedemontana que originalmente cubría lo que hoy ocupan los municipios de Yerba Buena y San Miguel de Tucumán llegando hasta el Río Salí.
El Parque se conservó gracias a la visión de futuro y compromiso del inglés Percy Hill, que lo mantuvo sin talar, previendo la rápida desaparición de este majestuoso ambiente natural.
Hoy sus visitantes pueden conocer y disfrutar la magnificencia de esta Selva la que, a la vez, sirve de refugio a una numerosa cantidad de aves: se han registrado más de ochenta especies de aves distintas que usan esta microselva.

Parque Provincial Aconquija
En el Parque Provincial Aconquija, se puede conocer los bosques naturales que se preservan, hacer pesca deportiva, caminatas, canotaje, recorridas en bicicleta y montañismo, y todo en un paisaje rodeado de yungas y selva.
Se creó en 1936 con una superficie de 500 hectáreas y complementa al Parque Biológico Sierra de San Javier y la Reserva Experimental Horco Molle.

Reserva Fitozoológica Dr.Carlos Pellegrini
El turista que visite la Reserva Carlos Pellegrini, a sólo 94 kilómetros de la capital, se sumergirá en una perfecta selva y será testigo de más de 150 especies exóticas como tucanes, leones, tigres de bengala y flamencos y otras autóctonas como zorros, águilas, pumas y tapires.
Ideal para aventureros, este recorrido de dos horas y media propone un circuito ecológico que recorre 1.700 metros en el que el visitante deberá cruzar los ríos Tipas y La Angostura mientras se deleita con el paisaje típico de Las yungas.

Reserva Forestal La Florida
Quien camine entre la selva de la Reserva La Florida, a sólo 60 kilómetros de la capital, lo hará en un escenario único y empapado de historia que guarda el ambiente original de las yungas, tal como lo vivieron los pueblos indígenas. Se trata de la primera Reserva Provincial de la Nación y sólo aquí el turista puede visitar el único relicto de selva pedemontana de la provincia y ascender hasta los pastizales de neblina y altoandinos.
La zona, de aproximadamente 300 hectáreas, comprende una importante superficie de bosques naturales y el turista podrá observar unas 39 especies de mamíferos y 58 especies de aves para la reserva. Ocupa unas 10.000 hectáreas y tiene una altitud que va desde los 550 a los 5.400 metros sobre el nivel del mar.

Reserva Natural Aguas Chiquitas
Una vegetación frondosa, un arroyo cristalino y una cascada natural son los ingredientes que componen la increíble postal de la Reserva Natural de Aguas Chiquitas y que hacen de esta visita un punto imperdible para el turista.
A tan sólo tres kilómetros de El Cadillal, el visitante podrá acceder a una experiencia inolvidable que le permitirá conocer los últimos ambientes del Bosque de Transición de Tucumán (un ecosistema prácticamente desaparecido), el arroyo de aguas cristalinas con un yacimiento paleontológico del que se extrajeron fósiles de mamíferos y cocodrilos y un inmenso chorro de agua con una caída de más de 40 metros hacia el piletón, que constituye la mágica cascada entre árboles y plantas de variadas especies.
La reserva se creó en 1982 y tiene 740 hectáreas.

Reserva Experimental Horco Molle de la U.N.T
La Reserva Experimental Horco Molle fue creada en 1986 y cuenta con una superficie de 200 hectáreas.
Debe su nombre al Horco Molle o palo barroso, un árbol de gran tamaño que tiene más de 20 metros de altura y 50 centímetros de diámetro, un árbol de valor ornamental con una fragancia que impregna el paisaje. El clima es templado-húmedo, con inviernos secos y veranos lluviosos. La temperatura mínima media anual es de alrededor de 13º y la media máxima de 27º.
Posee un museo de geología y paleontología que muestra una variada y valiosa colección de materiales geológicos y paleontológicos propios del NOA.
Además, un museo de biología muestra ejemplares de nuestra fauna de insectos, presentaciones interactivas de los anfibios y carnívoros de la Sierra de San Javier.

Reserva Provincial Los Sosa
En el departamento de Monteros, la Reserva Los Sosa permite disfrutar de una naturaleza con una riqueza indescriptible, que se va modificando según la altura ya que posee los tres perfiles de las Yungas.
Se creó en 1940 como reserva forestal, para proteger una franja que diese estabilidad al futuro camino a los Valles Calchaquíes. Posee una ecorregión de yungas.
Hay varios sitios de interés turístico como merenderos, donde es posible detenerse a admirar la naturaleza o el río que permite la pesca de truchas.
No hay hospedaje en Los Sosa, por lo que se recomienda buscarlo en El Mollar o Tafí del Valle, los pueblos más cercanos.

Reserva Provincial Quebrada del Portugués
En el valle de Tafí, la Reserva del Portugués es una alternativa para conocer un poco de historia, una vegetación soñada y numerosas especies de animales.
Se creó con la finalidad de preservar el patrimonio natural y cultural, tiene una superficie que está entre los 12.000 y las 16.000 hectáreas.
Es el área principal que atraviesa el Camino del Inca, que utilizaron los pobladores nativos para movilizarse desde el valle de Tafí al sur y a la llanura tucumana. Se encuentran allí menhires: monumentos prehistóricos formados por una piedra enorme clavada de forma vertical en el suelo.
La corzuela colorada, los pecaríes, el guanaco y varias especies de felinos son parte de las atracciones de esta Reserva, que además cuenta con sitios para la preservación del cóndor andino y de aves migratorias.

Reserva Provincial La Angostura
El escenario del dique La Angostura y los Valles hacen de la Reserva un lugar soñado, en el que no solamente se pueden conocer especies y vegetación, sino disfrutar de la paz de uno de los paisajes más paradisíacos de Tucumán. Se creó en 1996 para proteger y preservar aves acuáticas y migratorias, muchas amenazadas de extinción y está a 2000 metros de altura sobre el nivel del mar.
Sus ecorregiones son Altos Andes y ecotono con las yungas.

Reserva Provincial Santa Ana
Es una de las reservas más grandes de Tucumán, tiene entre 18000 y 20000 hectáreas y se creó en 1972 para proteger los ambientes naturales del Aconquija.
Está en el departamento de Río Chico y quienes la recorran tendrán la oportunidad de conocer decenas de tipos de aves, más de 30 especies de mamíferos y explorar la mágica vegetación de las yungas; todo en un clima templado que permite visitarla durante todo el año.

 

espacio publicitario

Infórmese antes de viajar, en la red de sitios regionales de Argentina:
| Pasajes a Bariloche | Pasajes a Buenos Aires | Pasajes a Cariló | Pasajes a Carlos Paz | Pasajes a Cataratas |
| Pasajes a Chubut | Pasajes a Colón | Pasajes a Córdoba | Pasajes a Corrientes | Pasajes a Entre Ríos |
| Pasajes a Jujuy | Pasajes a Mar del Plata | Pasajes a Mendoza | Pasajes a Merlo | Pasajes a Neuquén |
| Pasajes a Pinamar | Pasajes a Río Cuarto | Pasajes a Río Negro | Pasajes a Rosario | Pasajes a Salta |
| Pasajes a San Bernardo | Pasajes a San Juan | Pasajes a San Luis | Pasajes a Santa Cruz | Pasajes a Santa Rosa |
| Pasajes a Tandil | Pasajes a Villa Gesell |

Carnavales de Argentina | Aeropuertos de Argentina | Terminal de Omnibus de Retiro  | Hoteles de Argentina